Cuando un niño tiene los pies planos, sabemos que muy probablemente necesitará llevar plantillas personalizadas y zapatos adaptados para corregir la falta de arco plantar. Solemos prestar mucha atención a la morfología del pie y a sus posibles alteraciones en edades tempranas, pero ¿ocurre lo mismo cuando nos hacemos mayores?, ¿nos fijamos en la forma  de nuestro pie antes de escoger el calzado, o nos dejamos guiar más por la estética, las marcas o el precio? Escoger mal los zapatos puede favorecer la aparición de ciertas dolencias podales, agravar las existentes o provocar problemas en la espalda, de modo que es muy importante elegir el calzado correctamente según el pie que tengamos. En este artículo te contaremos qué tipos de pies existen y te daremos consejos para comprar calzado, especialmente si pronto tienes algún acontecimiento social y quieres evitarte el clásico dolor de los zapatos nuevos.

Cerrar
Acceder
Cerrar
Carro (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.



Cerrar